post del día

Cómo nos puede ayudar la tecnología para ahorrar energía

Los centros urbanos representan el mayor consumo de energía y agua de una ciudad. Pero la tecnología puede ayudarnos a ahorrar energía

Según estimaciones del banco mundial en el 2050 la mayor parte de la población vivirá en las grandes ciudades, población que para entonces será exponencialmente mayor a lo que es ahora y si tomamos en cuenta, no solo que estos centros urbanos consumen mucha energía, sino que la mitad se desperdicia, estamos ante una situación crítica que amerita una intervención para ahorrar energía y cuidar el planeta.

Para que las grandes ciudades funcionen en todas sus redes e interconexiones y comunicaciones, se necesitan grandes cantidades de oxígeno, agua y energía, lo que repercute en basura, polución y gases del efecto invernadero.

“Sólo en Estados Unidos los edificios son responsables del gasto de entre el 50 y 70% de la energía de una ciudad. El 50% de la misma, y del de agua que se consume, se desperdicia”

Pero ¿cómo nos puede ayudar la tecnología?

Mientras la población sigue su crecimiento exponencial, la tecnología hace lo mismo, en esta ocasión se trata del Big Data, que puede recolectar miles y millones de inputs a través de sensores y otros dispositivos instalados por doquier. La pregunta es, ¿qué podemos hacer con todos los datos recolectados?

La respuesta está en los edificios inteligentes, que ya existen y que tienen la capacidad de tomar los datos para ser analizarlos y posteriormente proveer algún beneficio basados en la optimización del consumo de recursos.

Las construcciones inteligentes buscan recolectar la mayor cantidad de información de factores ambientales y externos disponibles a través de sensores, que interconectados sean capaces de hacer seguimiento analítico del consumo y actividad en general para tomar acciones correctivas y preventivas.

Las soluciones basadas en los datos arrojados por el tráfico de grandes cantidades de información están asociadas a la automatización, por ejemplo el apagado automático de las luces, control de aires acondicionados y calefacciones según las condiciones climáticas detectadas, entre otras son las acciones capaces de ahorrar grandes cantidades de energía gracias a la tecnología.

Estos sensores recolectores de información que serán procesados por el Big Data, son aplicables a edificios y estructuras más viejas, por lo que la solución o aplicación de esta tecnología para ahorrar energía es mucho más viable, ya que no es necesario construir nuevos edificios inteligentes, sino que es posible convertir a los que ya existen. Así que no nos cabe duda de que la tecnología puede ayudarnos a ahorrar energía, sin embargo las acciones que hagamos cada uno de nosotros en la utilización de los recursos también puede hacer la diferencia, desde tu posición como individuo y empresario puedes aportar para solucionar un problema que nos atañe a todos.

En Aceleración Labs somos fabricantes de soluciones de tecnologías de la información, si necesitas ayuda con una idea o aplicación para ahorrar energía o mejorar la calidad de vida, no dudes en contactarnos aquí.

otros posts que te podrían interesar