post del día

Cómo pueden transformarse las empresas con innovación organizativa

¿Has pensado en la posibilidad de innovar en tu empresa? A través de la innovación, las organizaciones disfrutan de importantes beneficios económicos y humanos. Hoy queremos hablarte de la innovación organizativa para que tú también puedas disfrutar de estos beneficios.

La innovación es el motor para el crecimiento y desarrollo de las empresas en todos los ámbitos y sectores. En la actualidad, las empresas están obligadas a repensar sus procesos, desde las operaciones hasta el marketing, selección de personal, comunicación interna, relaciones con proveedores y atención al cliente. Aquellas organizaciones que desarrollan nuevas competencias y sean capaces de generar innovaciones disruptivas y transformadoras, notarán el éxito en término de ventas.

El poder de la transformación

Cuando hablamos de transformación de las empresas, existen dos tipos de innovaciones que demandan una mayor atención en proporción al impacto que generan. Las innovaciones centradas en los clientes y las que tienen como origen un cambio tecnológico. La innovación en las organizaciones pensada en los consumidores se materializan cuando se desarrollan nuevos productos o servicios, o nuevos modelos de negocios, en base a una necesidad mal cubierta o no satisfecha. La que tiene como origen un cambio tecnológico modifica las características de ciertos productos o servicios; se basa en la investigación y desarrollo, en la capacidad de industrializar con éxito productos o servicio y de optimizar procesos industriales u operativos.

Generalmente ambas innovaciones van de la mano, sin embargo, el éxito de la innovación empresarial no está necesariamente relacionado con el uso de la tecnología, sino que las ventajas competitivas son dadas por adecuados modelos de gestión interna.

Innovación organizativa: innovar desde adentro

La innovación organizativa se refiere a las nuevas formas en que el trabajo, el conocimiento, el capital, la tecnología y otros recursos pueden ser combinados para posicionar a la empresa con una ventaja competitiva.

Muchas veces, dentro de las organizaciones no potenciamos las capacidades de desarrollar o combinar nuevos procesos de trabajo con las personas y la tecnología, siendo éstas importantes fuentes de innovación. La innovación organizativa se nutre justamente del intercambio y se manifiesta en cambios importantes en los procesos, operaciones y funciones de la empresa.

La innovación organizacional consiste en detectar las debilidades del negocio y encontrar oportunidades internas para que pueda existir una verdadera cultura de innovación en todos los niveles de la organización. Se basa principalmente en conocimiento y aprendizaje: compartir el conocimiento y lograr el aprendizaje de todos los individuos que conforman la empresa, para así crear una cultura de mejora continua y tomar el liderazgo productivo en su industria.

De la misma forma, se pueden encontrar potentes motores de transformación fuera de las actividades propias de la empresa, como en el uso de big data de las grandes corporaciones, el marketing digital, inbound marketing y marketing de contenidos para B2B; nuevas técnicas de coaching, nuevos modelos de negocio, etc.

Tipos de innovación organizativa

  • Innovación interna

Este tipo de innovación involucra el desarrollo e implementación de nuevas prácticas para organizar las actividades y procedimientos de gestión de los trabajos, con el fin de mejorar el aprendizaje y traspaso de conocimiento en la empresa. Algunos ejemplos son la capacitación laboral, los círculos de calidad o la mejora continua.

  • Innovación estructural

En este punto se encuentra la introducción de nuevas formas de asignación de responsabilidades y toma de decisiones, así como la integración de actividades o nuevas formas de estructuración, como por ejemplo la descentralización, trabajo en equipo o equipos multifuncionales.

  • Innovación externa

Esta innovación organizativa consiste en la introducción de nuevas formas de relaciones externas y de colaborar con otras empresas, instituciones públicas, organismos, clientes o proveedores. También incluye la tercerización o subcontratación de actividades de producción, contratación, distribución, compras o servicios auxiliares a una empresa.

Oportunidades de mejora de la innovación organizativa

  • Permite optimizar todos los procesos internos.
  • Genera un mejor desempeño empresarial.
  • Aumenta el grado de satisfacción al cliente.
  • Potencia las capacidades innovadoras de la organización.
  • Es una fuente de conocimiento y aprendizaje organizativo.
  • Mejora las condiciones laborales de los miembros de la organización.
  • Agrega valor a los productos y servicios de la empresa.
  • Se crea una cultura productiva y libera el potencial creativo.
  • Mejora la efectividad de los procesos y operaciones de la empresa.
  • Ayuda al crecimiento de la empresa.
  • Detectar y potenciar las oportunidades de innovación de la empresa.

Todos estos beneficios se traducen en una sola cosa: MAYOR RENTABILIDAD

¿Cómo podemos implementar la innovación organizativa?

Si bien hay muchas formas de transformación a través de la innovación organizativa, hoy hablaremos de tres formas prácticas y sencillas para empezar a crear una cultura de innovación organizacional en tu empresa:

1. Medir el nivel de satisfacción interna

Puedes comenzar con una simple encuesta para evaluar el nivel de satisfacción de tus empleados, proveedores y socios. Esto te permitirá detectar las áreas de mejora y tomar medidas para corregirlas.

2. Implementar un Net Promoter Score (NPS)

Un Net Promoter Score (NPS) es un una herramienta que permite medir la lealtad de los clientes. En este punto, debes medir la satisfacción de tus clientes y evaluar qué tan propensos son a recomendar tu marca o empresa. Con esto podrás tener un panorama claro acerca de lo que estás haciendo bien o mal, detectar oportunidades para satisfacer las necesidades específicas de tus clientes y crear nuevas formas de satisfacción al cliente.

3. Crear una cultura de innovación

Para empezar a innovar es necesario primero crear una cultura de mejora continua de procesos, sistemas, actividades y estrategias. Una organización que estimula la innovación es abierta, curiosa, creativa y orientada a la acción. Comienza con la capacitación continua de tu personal, aprende a escuchar, estimula la búsqueda de nuevas formas de hacer las cosas, refuerza los valores de apertura al cambio, crea un espacio seguro para la innovación y luego reta a tus empleados.

Esperamos que ahora puedas estar más consciente de la importancia de la innovación organizativa y cómo ésta puede ayudar a potenciar tu negocio. En definitiva, la búsqueda constante de oportunidades de mejora y la implementación de buenas prácticas (especialmente fuera de tu zona de confort) te permitirá aprovechar formas y vías de innovación de una manera estratégica para sobresalir en un mercado altamente competitivo. Si no lo haces, alguien más lo hará en tu lugar. ¡Transformarse o morir!

¿Estás listo para dar el salto a la innovación organizativa?

Fill out my online form.

otros posts que te podrían interesar