post del día

¿Por qué le va mal a mi contenido?

Es difícil identificar cuando nuestro propio contenido es débil o poco creíble. Después de todo, nadie crea mal contenido apropósito. Sin embargo, a veces al no recibir buenos resultados, nos preguntamos ¿por qué le va mal a mi contenido?

El primer error que se suele cometer es enfocar el contenido en la marca en lugar de en el lector. Este error hará que muy pocos se interesen en leer el contenido, ya que a los únicos que realmente les importa la empresa es a quienes pertenecen a ella. Por lo tanto, todo contenido debe estar escrito a beneficio del lector y a sus necesidades como primera regla.

A continuación te presentaremos otras razones por las que tu contenido no está recibiendo el resultado esperado:

  1. Más de lo mismo

Debemos intentar alejarnos de temas comunes que hemos leído en todos lados. Siempre pasa que si alguien publica una lista de tendencias, luego puedes encontrar en Google esa misma lista en 10 sitios distintos, con el contenido ligeramente alterado. Tampoco ayuda cuando el artículo está plagado de links y palabras clave innecesarios.

  1. Nombre del producto en todos lados

Muchas veces toca escribir con la intención de promocionar un producto, lo que es normal. Sin embargo, mientras mayor sea el número de veces que ocupas el nombre de éste, menor será la calidad de tu artículo.

  1. Nosotros antes que tú

La redacción del artículo no debería ser demasiado enfocada en hablar en primera persona plural. Esto causa que se hable en exceso sobre la marca y se pierda el enfoque en el interés del lector.

  1. Contenido obsoleto

Es importante mantener el contenido actualizado para que tu blog continúe siendo relevante. Esto lo puedes hacer actualizando tu contenido con nueva información o nuevas ideas, o simplemente no permitas que el blog se estanque: continúa publicando.

  1. Contenido obvio

A veces ocurre que por presión de tiempo o falta de inspiración puedes terminar escribiendo de un tema dolorosamente obvio. Este contenido no entrega ningún tipo de valor al lector, pues nada sorprende y si llega a terminar de leer el artículo completo, lo olvidará en un segundo. Lo que es peor para ti es que no lo compartirá ni mucho menos lo comentará.

  1. Relleno

Aunque tu contenido sea bueno, puede que no atraiga atención debido a un primer párrafo hecho completamente de relleno. La introducción debe llamar la atención de tu lector y ponerlo en contexto. Si tu introducción no cumple estas funciones, es mejor cortarla.

  1. Falta de tono y estilo

Contenido sin personalidad, al igual que pasa con la gente, no atrae a nadie. Debes identificar y desarrollar una identidad de marca para así redactar con tu propio tono porque esto es lo que hace que tu contenido se sienta humano.

  1. Listas, listas y más listas

No es una mala idea tener artículos que sean listas, pero tu contenido es débil si la mayoría de tus artículos lo son. Las listas evitan el desarrollo profundo de una idea, por lo que deberías evitarlas si ya tienes demasiadas.

  1. Promesas sin cumplir

Internet está repleto de contenido que no cumple lo que dice el título. Cuando esto ocurre, el contenido inmediatamente pierde todo el valor que podría haber tenido, ya que el lector lo desechará para buscar uno que sí cumpla sus expectativas.

  1. Enfocarse en el largo

En lugar de preocuparse de qué largo es más efectivo para retener la atención del lector, lo más importante es que el contenido y la redacción sea capaz de cumplir. El largo del contenido es secundario, y como se comentó en este artículo, el largo óptimo para tu contenido se puede determinar según el comportamiento de tu audiencia.

  1. Negatividad

Intenta no enfocar tu contenido en criticar a la competencia o en tratar de crear conflicto para recibir atención.

  1. Blog genérico

Si tu razón para comenzar a crear contenido es solo que ayuda al SEO, entonces terminarás con el mismo contenido que todos tus competidores. Un blog que nace por necesidades poco auténticas no representa la voz de la empresa.

Esas fueron algunas razones por las que tal vez tienes dificultades para hacer despegar tu blog. Te recomendamos que uses este artículo como check-list para comenzar a mejorar tu contenido y así convertirte en un blog con contenido que realmente interese al lector. Nosotros te podemos ayudar, ¡contáctanos!

otros posts que te podrían interesar